La importancia del crecimiento personal se basa en poder desarrollar una mejor calidad de vida.  Todas las personas contamos con la habilidad, capacidad y destreza de  poder conocernos y por ende aprender de nosotros mismos, solo debemos activar el botón del ¨Querer hacerlo¨ para encender la energía de nuestro Desarrollo Personal.

Cada vez que escuchamos hablar de esto solemos decir frases como: Pero es que eso no es fácil, Yo quiero pero no puedo. Así pues nos inventamos cualquier cantidad de peros y excusas para no asumir nuestra realidad que simplemente se trata de Si puedo pero no quiero. Si esa es la verdad nos hacemos excusas para no hacer nada, esperando de que todo nos lo hagan. El desarrollo, crecimiento o superación personal, depende fundamentalmente de nuestra voluntad.

Hay que derrotar el pesimismo y la negatividad

Pesimismo negatividad al crecimiento personal
Imagen cortesia de tribuna.com.mx

Personalmente pasé por ese proceso, dando más importancia a lo negativo, a lo pesimista, escuchando esas voces internas que suelen aparecer de forma frecuente en nuestros pensamientos, que comienzan a sabotear cualquier idea, proyecto o aspiración que uno pueda tener, pero es allí donde nace la importancia del crecimiento personal, el poder frenar esas voces y luchar por nuestra superación, identificar y creer en nuestras capacidades y fortalezas.

Así pues aun y cuando ciertamente necesitamos de alguien más para que nos ayude o asesore a tomar algunas decisiones, es sumamente importante definir: ¿El que queremos, como y cuando? para poder dar los primeros pasos y sobretodo lograrlo.

primeros pasos del crecimiento personal

Tres Principios fundamentales del crecimiento personal

1) Amar y ser amados: Cuando hablamos de amar debemos comenzar por amarnos a nosotros mismos, quien ame a Dios y se ame a si mismo es capaz de brindar y recibir amor al prójimo y como tal capaz de amar a todo lo que nos rodea.

2) Tener coherencia: Actuar conforme a lo que pensamos (Positivamente por su puesto de lo contrario no habria ningun crecimiento).

3) Luchar por lo que creemos: Determinar nuestras ideas y propósitos y esforzarnos por lograrlas por alcanzar los objetivos y metas propuestas. Persistencia y dedicación.

optimista vs pesimista